Publicaciones

ANPURREK (2002) Ed Artez

Antzerkigilea gaztea, ipurtarina eta Madrilen Arte Dramatiko ikaslea da. Hala ere, bere lanak –Anpurrek, besteak beste– jada oholtza gainean antzeztuta ikusi dituen horietakoa dugu. Euskaraz idatzi eta eszenaratutako antzezlana gure bildumari gehitu diogu azkenean ere. Haatik, ez dago euskera normalizatuan idatzita, baizik eta idazleak Bermeoko hizkera jarri du bere pertsonaien ahotan. Bermeon antzezteko testua izanik, bermeanoaren bitxitasunak azalduz, bestelako balore linguistikoa erantsi dio testuari.

Idatzitako testuetan zein etorri behar direnetan, Euskal Herriko idazle ez oso ezagunak baina zalantzarik gabeko balioa duten horien idazkiak hartzearen asmoa dugu, lehen hurbiltze honek agerian uzten duen moduan. Ozkar Galanek bere borondatea eta talentua bat egin ditu eta antzezlan honetan euskal antzerki herrikoiaren eskema eta moldeak landu ere, kostunbrismora gerturatzen diren pertsonai eta pasarteen bitartez, baina erabat interesgarria jo dezakegun kontatzeko trebetasuna erakutsiz. Ozkar Galanek Bermeoko marinelek euren gozamenerako gordetzen dituzten legatzaren tripakiak diren anpurrak bezalako bitxia eskaintzen digu.

EN TORNO A EROS. Ed Fundamentos, 2006

Teatro. Piezas breves curso Resad 2004-2005, de Ismael Baile Cortés, María Burgos, Emiliano Calcagno, Laura Crespillo López, Mar Díez, Joan Espasa, Ozkar Galán Pérez, Irene Mazariegos Vela, Juan Menchero, José Manuel Mora Ortiz, Rafael Sánchez-Mateos Paniagua, María José Vargas, Lucía Vilanova y Bárbara Visnevetsk

 

 

UNAMUNO, AD ALTIOR NATUS SUM. Ed Artez 2007

CÓMPRALO AQUÍ

“Unamuno, ad altior natus sum” es la segunda entrega de la “Trilogía de mis muertos ilustres” comenzada con “Artaud, rien de rien” con la que Ozkar Galán obtuvo el Premio del Certamen de Literatura Dramática de Pinto y que continuará con la figura de Oscar Wilde.
“Unamuno, ad altior natus sum” narra la peripecia vital de un Unamuno y su encuentro con personajes como Valle-Inclán, Muñoz Seca, Resurrección María Azkue a lo largo de su vida, y cómo no, también con el General Millán Astray, Pemán y Carmen Polo en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936. Tal y como explica Pedro Víllora en el prólogo, no es aquí Unamuno el centro de la historia. “En una obra donde muchos personajes hacen y dicen, Unamuno sobre todo contempla un poco desde fuera y procurando no molestar. El teatrero deambular de Valle-Inclán y la jovialidad desenfadada de Muñoz Seca son, en el fondo, mucho más atractivos escénicamente, como también lo son para el propio Unamuno. Como él, acompañamos a estos líderes en su camino, nos burlamos como ellos de la mediocre disponibilidad de Pemán, y aspiramos un día a que nuestra tenacidad –la de Unamuno- se enriquezca con su impulso y su fuerza. El Unamuno de Galán es alguien que no teme equivocarse pero teme no actuar, que recibe estímulos contradictorios a los que siente que debe encontrar explicación. Se rige por la razón pero intuye que sería placentero abandonarse alguna vez a las emociones, como hacen sus amigos, pero comprende también que, para que los afectos y los sentimientos se explayen sin daño, conviene que alguien se entretenga en analizar intelectualmente las posibles consecuencias de caprichos y actos. En esa tesitura se mueve este Unamuno que siempre es uno y es otro, el que es y el que podría ser, el que piensa y el que siente, el popular y el ilustrado, el humilde y el soberbio, el inmerso y el que no se implica, el que quisiera salvar a un país de sí mismo para poder ser él y a la vez ser un país distinto”.

 

ARTAUD, RIEN DE RIEN. Ed AAT/Robert muro 2006, Ed Anagnorisis 2012

CÓMPRALO AQUÍ

Ozkar, en este texto, nos mete de lleno en un mundo ficticio en el que, si bien no es una obra histórica en el sentido estricto, emplea situaciones y personajes reales. Empleando ciertos detalles de la vida de Artaud y sus delirios opiáceos y Piaf, la voz del siglo XX, nacida y criada en los márgenes del lumpen, Ozkar los lleva a un nuevo universo, a una confrontación entre el individuo y la realidad; la eterna dialéctica de las grandes obras dramáticas.

En Artaud, rien de rien, primera parate de una trilogía sobre sus ilustres muertos, Ozkar nos lleva a 1940, justo antes de la entrada de los nazis en París, al interior de un burdel en el que Antonin Artaud y Edith Piaff hacen todo lo posible para salvar a una niña judía de las garras de un general. ¿Verdad? No ¿Histórico? Ni por asomo. ¿Verosímil? Hasta la médula. Arte y realidad vienen a ser como dos lugares demasiado parecidos como para poder confundirlos. A Ozkar no le interesa ni lo más mínimo hacer teatro histórico. Ozkar solo quiere contar una historia. (Xavier Castiñeira)

 

WILDE, BEING EARNEST. Ed fundación autor 2011

CÓMPRALO AQUÍ

La colección TeatroAutor suma un título más a su trayectoria: Wilde, being Earnest, de Ozkar Galán (Gernika, Bizkaia, 1978). Un texto que nos sumerge en un mundo de misterio urbano, y con el que el autor vizcaíno recrea el personaje de Jack el Destripador: quién es, por qué asesina, cuál será su próxima víctima. El texto –publicado con prólogo del periodista y autor teatral Pedro Manuel Víllora– obtuvo el accésit del XIX Premio SGAE de Teatro 2010.

Wilde, being Earnest aborda el asunto de las clases sociales decadentes, la caballería y el ocultismo. Sus protagonistas se niegan a superarse a sí mismos; cierran los ojos ante la injusticia, por el placer de leer. En definitiva, un viaje valleinclanesco en busca de la identidad del asesino, a la caza del conocimiento pecaminoso, de vino tinto y blanco sobre mesa con mantel de lino. Un trío diferente –Wilde, Conan Doyle y Houdini- contra el mismo asesino de siempre.

 

 

CLAUDIO, REY DE DINAMARCA. Ed. Anagnorisis, 2012

CÓMPRALO AQUÍ

 

“Galán, en un intrépido ejercicio de síntesis y dosificación, nos va mostrando, de manera calculada, todos los elementos dramáticos que conforman la fábula del dramaturgo inglés. Sin excepción. Jugando, incluso en algunos momentos, con ingeniosos amagos de prolepsis, para introducir algunos datos que el autor considera necesarios. Y desde el comienzo, a través del personaje de Yorick […] va trufando la obra de elementos y referentes anacrónicos […] que, a modo de extrañamiento o distanciamiento dramático, distorsionan (a veces, extorsionan) la fábula ya de todos conocida, tanto en teatro, como en cine y televisión. […] Galán, a través de sus anacrónicos referentes crea incluso en el preludio una especie de opening de cabaret satírico, político y social, destinado a empatizar con gran parte del espectador medio […] Incluso, ya avanzada la obra, Galán nos muestra ciertas coincidencias sospechosas entre su obra y nuestra propia y, últimamente, tan polémica –para muchos, denostada– monarquía y, también, con nacionalismos varios.”

Nacho de Diego

 

CLAUDIO, REI DE DINAMARCA. Ed. Anagnorisis, 2013

Traducción de Agustín Faro Forteza
PRIMER LIBRO DE FICCIÓN PUBLICADO EN LAPAO

CÓMPRALO AQUÍ

«Solo los peces muertos dejan de nadar a contracorriente». Es una sabia afirmación, aunque, a veces, hay que hacerse el muerto un rato para poder seguir adelante, así pues, dejaré de respirar un rato.Me llena de orgullo y satisfacción ser el primer autor traducido al lapao. En serio, ¿cuántos autores pueden presumir de ello? ¿Cuántas nuevas lenguas surgen a lo largo del siglo? Este se convertirá en el libro en lapao más leído del año. ¿Qué más puede pedir un dramaturgo? Desconozco los pormenores que determinan si un idioma es el neonato lapao o el viejo catalán, pero a fe que no debo ser el único. Al no ser catalanohablante, si alguien me pregunta, me veo en la tesitura de tener que elegir entre la opinión de todo el ámbito académico o la de unos políticos; la de un razonamiento estudiado y corroborado o la de una decisión caprichosa. Mi opinión, en cualquier caso, resulta irrelevante, y ante una veda abierta a la palabra, cedo mis letras, mi único patrimonio endeble, para ser traducida.Creo que la historia de un joven que quiere vengar la muerte de su padre en un juego político es la mejor leyenda, el mejor argumento para ser declinada en lapao. Un príncipe que ve fantasmas, un rei despiadado, una corte embriagada…, un nuevo sentido para el estribillo: «I ain’t afraid of no ghost.»Vuelvo a respirar. Vuelvo a nadar a contracorriente, no estaba muerto, estaba de parranda.